EXPOSICIÓN. Entre la postura y la pose. Ejercicios de clases de Proyectos II Y IV

On 8 mayo, 2014 by investigacion


10264420_859180547441767_2073826125243018571_n

9.1

1 S/T

Noemí Miranda B.

Escultura/instalación

2014

20

Vs

Jair Piguave

Video instalación

 

  6.1

5.1

Nenúfares

Sandy Sánchez

Instalación

2014

22

El cielo no sabe nadar

Carlos Figueroa

Video

2013

Leve línea sobre el nivel del mar

Los Chivox

Video

2013

 

10.1

4

S/T

Ricardo Fernández

Escultura

2014

Un cuento abstracto

Lorena Salinas

Video

2014

26Vellos paisajes

Maria Grazzia C.

Fotografía/video

2014

Devolverle a la experiencia la capacidad de asombrarse frente a las cosas que ya ha vivido, es una de las claves que todo artista o aspirante a tal debe tener en cuenta. Ser artista es repetirse como ser humano, en esta etapa debemos volver a aprender a pensar, leer, escribir y hablar en Arte.

Antes de cualquier adjetivación somos individuos con sentimientos, propensos a enamorarnos ante lo bello e indignarnos frente a lo injusto. Pero aprendemos, que no por ello nuestra práctica artística debe desarrollarse entre cartas de amor y panfletos políticos. 

Ante el fenómeno de la autoproclamación, pudiéramos pensar que en el mundo existen más artistas que políticos o futbolistas. Y aunque ser artista no parecería un privilegio, la gente suele desearlo. Salvando las diferencias, todos, pertenecemos al mismo mundo, aunque cada uno por su lado va configurando su mundo ideal, crecemos y desarrollamos en mundos finalmente distintos. Aun así, la memoria y la herencia geográfica siempre nos muestran el camino de vuelta. 

Estar de acuerdo mundialmente es solo una probabilidad. Unas veces coincidimos, otras discrepamos, sabemos que el diálogo es la mejor salida para los conflictos personales, sabemos también que la mejor posición para leer un libro es sentado y con la columna erguida, pero ¿Cómo actuar, qué postura, qué pose tomar ante el crudo alegato de la naturaleza? ¿Cómo negociar con el mar para que permita al cielo sumergirse en sus aguas? ¿Cómo volver realidad una línea imaginaria que divide el mundo por vía marítima? ¿Cómo hacer del patrón de crecimiento de las plantas, un gesto escultórico donde estas parezcan caminar o volar? ¿Cómo armar un cuento de un sueño y una  pesadilla que apenas se recuerda? ¿Cómo arbitrar ante dos tipos de plantas ideológicamente distintas? ¿Cómo lidiar ante el excesivo vello de montañas y colinas? ¿Cómo conciliar el sueño bajo condiciones extremas?

Así, entre la postura y la pose, entre el estudiante y el artista, Figueroa, Jair, Sandy, María Grazzia, Ricardo, Lorena, Nao y los Chivox lograron ponerse de tú a tú con el entorno, volcando a su favor todo aquello que a sus obras le faltaba, y que a la naturaleza le sobraba.

Rene Ponce

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir la barra de herramientas