EXPOSICIÓN. PRELUDIO, Carlos Figueroa

On 2 diciembre, 2013 by investigacion

preludiooooooo

_MG_6417

relación de una poética femenina

acrílico

220 x160

 

15 minutos para que cante el gallo

15 minutos para que cante el gallo

óleo lienzo

50×70

 

Captura de pantalla 2013-12-02 a las 17.06.53

 

15 minutos para que cante el gallo

óleo lienzo

150 x130

de bajada con una sonrisa de oreja a oreja

de bajada con una sonrisa de oreja a oreja

mixta

50x 70

 

de bajada con una sonrisa de oreja a oreja

de bajada con una sonrisa de oreja a oreja

mixta

120 x 70

 

fig

una historia de adentro a fuera

mixta

200×150

tierrade la risa

 

 

tierra de la risa

óleo

130 x 155

 

luego de30 años 6 mujeres retoman su actividad

luego de 30 años 6 mujeres retoman su actividad

mixta

120 x 150

 

el jardin de los senderos

el jardín de los senderos

200x 130

acrílico y papel

el rapto

 

el rapto

óleo

100x 100

sin titulo

s/n

óleo

80 x70

 

 

 

_MG_0617

estudio a 

mixta

110x 70

estudio b

estudio b

mixta

50×70

 

DSC_0100

DSC_0103

El momento cumbre de todo artista es cuando este se sienta, se acuesta, se levanta, da vueltas en círculo, va de un lado a otro, cierra los ojos, se pone frente a un computador, a un libro, suspira, o simplemente – como Figueroa – se asoma a la ventana para, como él dice: “Ver pasar lo que piensa”; a veces por minutos, horas, días, o hasta que eso que piensa lo pueda ver en el interior de su arte, de su pintura, de su taller. Preludio significa para Figueroa lo que significó originalmente a los músicos: una improvisación de los instrumentos para comprobar la afinación previo al espectáculo.

El territorio desde el que Figueroa genera su trabajo se puede decir, anulando todo tipo de poética geográfica, que es su taller, ubicado en un lugar donde hay que saber contar para ubicarse (la 43 y callejón Parra) al suburbio de Guayaquil. Hago énfasis en el lugar ya que este para Figueroa se encuentra poblado de su propia connotación identitaria, sobre aquello que quiere decir; reclamar, cuestionar, aclamar, criticar o simplemente pintar.

Preludio nos sitúa ante bocetos y pinturas de desigual acabamiento: si en unas se luce el pintor arrebatado y al parecer conformista con la línea y el color, en otras obra el minucioso y paciente distribuidor de colores y formas. Este segmento comprende llamativas recreaciones del paisaje urbano que circunda los recuerdos del artista (la escuela donde estudió, la iglesia donde fue bautizado, el equipo de fútbol donde jugó, etc.) pero también trabajos de trazos más austeros, donde prima la modestia del soporte y los materiales. Ahí la agilidad del bolígrafo, el lápiz o la acuarela llegan a instancias donde el grueso de la pintura no puede penetrar. 

René Ponce.

 _MG_0616

_MG_0752

_MG_0631

_MG_0739

_MG_0595

_MG_0822

_MG_0636

DSC_0107

 

One Response to “EXPOSICIÓN. PRELUDIO, Carlos Figueroa”

  • Anahi landeta

    Mis sinceras felicitaciones a este maravilloso artista y amigo, exelente manejo del concepto y el color.
    Exitos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir la barra de herramientas