Proyecto de Graduación. Después de horas (Yuri Espinoza L.)

On 11 abril, 2015 by investigacion

11083730_1085380688155084_6371373911642051463_o

 

 

SONY DSC

SONY DSC

SONY DSC

SONY DSC

SONY DSC

 

El banquete en la mañana solitaria
hojas secas de una planta carnivora

La reunión 

tumblr_inline_n4k9qcGJGa1s7h0eu

tumblr_inline_n4k9v9bPNd1s7h0eu

Miedos y otras urgencias 

tumblr_inline_n4ka14ucGx1s7h0eu tumblr_inline_n4k9z1860U1s7h0eu tumblr_inline_n4ka35CCpm1s7h0eu tumblr_inline_n4ka5kXIoQ1s7h0eu tumblr_inline_n4ka7wNqLZ1s7h0eu tumblr_inline_n4ka9tzogx1s7h0eu

Los alrededores

tumblr_inline_n4kae50qEs1s7h0eu tumblr_inline_n4kacbqb151s7h0eu

Me refugio en los alrededores 

tumblr_inline_n4kanu3yQM1s7h0eu tumblr_inline_n4kaliE5nt1s7h0eu tumblr_inline_n4kajgdvkt1s7h0eu tumblr_inline_n4kagz0m441s7h0eu

La orquesta 

tumblr_inline_n4kaqgALAc1s7h0eu

El tiempo es lento

tumblr_inline_n4katatcBj1s7h0eu tumblr_inline_n4kb0aDBPn1s7h0eu

En el frio escarbo 

tumblr_inline_n4kb6j5KP01s7h0eu tumblr_inline_n4kb40DwEN1s7h0eu

El frio es intenso 

tumblr_inline_n4kbbo57QY1s7h0eu tumblr_inline_n4kb98Jwe91s7h0eu

El dulce olor del agua

tumblr_inline_n4kbhbeDcN1s7h0eu

tumblr_inline_n4kbjwUkgQ1s7h0eu

tumblr_inline_n4kbmhP3mX1s7h0eu

  tumblr_inline_n4kbp9pjbZ1s7h0eu

tumblr_inline_n4kbuijlqS1s7h0eu

tumblr_inline_n4kbxoBzWO1s7h0eu

Todos flotan

    tumblr_inline_n4kc2xWZtY1s7h0eu

tumblr_inline_n4kc5iTGGT1s7h0eu

tumblr_inline_n4kc8imlSa1s7h0eu

tumblr_inline_n4kcqk1TsM1s7h0eu

Y desaparecen

tumblr_inline_n4kctkZEgR1s7h0eu

*

SONY DSC

 

Screen shot 2014-03-05 at 9.13.04 AMScreen shot 2014-03-05 at 9.14.37 AMScreen shot 2014-03-05 at 9.15.34 AMScreen shot 2014-03-05 at 9.16.14 AMScreen shot 2014-03-05 at 9.18.02 AMScreen shot 2014-03-05 at 9.18.46 AMScreen shot 2014-03-05 at 9.34.28 AMScreen shot 2014-03-05 at 9.35.23 AMScreen shot 2014-03-05 at 9.36.04 AM

 

IMG_5340

tumblr_inline_n6zdjmmBmr1s7h0eu tumblr_inline_n6zdjeKaXH1s7h0eu

 

  

 

SONY DSC

 

SONY DSC   SONY DSC

 

Después de Horas …
*
Por Romina Muñoz 

Este ultimo año,  motivos diversos  me han llevado a mirar con mayor atención el proceso de aprendizaje de algunos estudiantes. Como profesora de primer año, me he encontrado, por lo general, con alumnos que entran con una mirada tímida y actitud pasiva, las cuales se asumen, por lo general, cuando se va a una institución educativa a aprender, a absorber todo lo que esta te pueden dar. En el aula con los estudiantes, puedes sintonizarte, incluso, con su respiración, sus movimiento y miradas. Sabes que cuando asientan su cabezas o se quedan ¿suspendidos? o sus ojos no pueden dejar de abrirse (más de lo que ellos podrían controlar) algo estas haciendo bien… De hecho. se pierde la idea de un alguien marcando el compás, solo hay un conjunto de fuerzas ahí, que se movilizan, así mismo,  hay días que por más que te esfuerces, sus cuerpos, sus bostezos y los tuyos, te dicen que todo ha salido mal. No hay forma de despegar.

Resulta más interesante verlos después, cuando ya han pasado a otros semestres y notar, como,  de repente,  algunos asumen la actitud de que lo saben todo.  Nada los emociona, como si pensaran que ya están listos para salir. No han aprendido nada aquí. 

Cuando caminan por los pasillos es como si su sombra se duplicara o como si caminaran en el aire… una caricaturesca proyección de grandeza. Para algunos parece difícil entender que cuando te sumerges en un espacio donde se proyecta una cantidad apabullante de conocimientos, no se trata sólo de “aprender” contenidos, sino de relacionarte de forma distinta con ellos. La mayoría lo logra, incluso,  cuando no lo canalizan de la forma adecuada o inclusive, cuando aún no lo saben…

Yuri Espinoza es un caso especial.

Nunca le interesó mucho aprender lo que no sabia, siempre enrollado, con muchas preguntas que sabe, carecen de respuestas.  Sin ánimo de aclarar nada y con una relación muy conflictiva con el mundo el arte. Un sin número de veces ha puesto de manifiesto ese sin sabor que producen los espacios y prácticas poco comprometidas con el entorno social.  Algunas muy chic, otras más populares. Todas complacientes. A pesar de su poca tolerancia y prejuicios, no siempre argumentados, ha expresado también,  la dificultad de trabajar sus inquietudes en otros espacios.

Este personaje que no sabe si quiere ser artista y cargar con ese rotulo tan ambiguo y prostituido, presentó su proyecto de graduación el pasado vienes 3 de abril en La Casa Clandestina. La muestra presentada a modo de gran instalación, carece de fichas y textos explicativos de cada obra quizá,  por que no se trata de obras autónomas o “terminadas”, sino de algo que mejor se describiria como instancias de formalización de preguntas y recuentos de experiencias.

Todo lo visto en la sala gira alrededor de la relación entre subjetivad y cuerpo, ciertamente atravesadas por su experiencia de trabajo en el Instituto de Neurociencias de la Junta de Beneficencia de Guayaquil (el que antiguamente se llamaba Hospital Psiquiátrico Lorenzo Ponce).

Espinoza explora los modos en que esa singularidad observa, siente e imagina y sobre todo, cómo se percibe a sí misma. Esto puede darse a través de la captura de historias e imágenes que el hallazgo inesperado, en este caso el residuo de una planta carnívora, promueve o en la manipulación de la imagen del cuerpo y del nombre, el cercenamiento de la piel, la descontextualización de objetos de compañía íntima.

Estos sugestivos ejercicios juegan con nuestras nociones de cuerpo y cómo estas derivan del imperio de la imagen. Sobre el ejercicio de “dibujo ampliado” en la cédula de identidad donde sustituye su firma por un bloque sólido de color negro nos dice: “resulta que esta tarjeta simboliza mi existencia frente a la sociedad y si te fijas en sus elementos todo parece un limite (…) busco ocupar todo el espacio que nos es permitido para firmar. Es un asunto territorial, para mí fue un pequeño ejercicio de libertad.”

Todo lo visto parece tratarse de excusas para sondear en las honduras que rodea nuestra exterioridad sensible;  esa zona turbia y confusa donde lo anatómico, expresivo, lo consciente e inconsciente, se enlazan. Las posibilidades de que el “recién graduado” continúe sus exploraciones en el espacio del arte son exiguas, pero para mí, esto es lo menos relevante. Me conforta pensar que aquellas inquietudes las incorporará en los espacios que la vida le demande.

10 de Abril, 2015

*

SONY DSC

 

http://yuriadrian.tumblr.com/ 

http://yuriadrian.tumblr.com/post/83768976747/el-banquete-en-la-manana-solitaria

One Response to “Proyecto de Graduación. Después de horas (Yuri Espinoza L.)”

  • Miguel Gamboa

    Felicitaciones por la muestra , gracias por el aporte y por el arte que nos entregan dia a dia .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir la barra de herramientas