Proyecto de graduación. Dribling (Jair Piguave)

On 20 marzo, 2015 by investigacion

SONY DSC

 

SONY DSC

SONY DSC

Muestras de aliento
instalación
medidas variables
2015
*

SONY DSC

Joga bonito
video en 5 canales , 4:00 min
2014
 * 

SONY DSC

SONY DSC

6 vs
video instalación, 5:00 min
2014
*

SONY DSC

 *
En las aves se ve menos ridículo
video 3:00 min
2014
*
*

SONY DSC

SONY DSC

Trampa de offsite
video, 4:00 min
2014
 * 

SONY DSC

SONY DSC

La voz mundialista
video, 3:00 min
2014
 *

SONY DSC

Se ahogó el grito del gol
video, 7:00 min
2015
 * 

Screen shot 2015-03-18 at 2.33.58 PM

Screen shot 2015-03-18 at 2.34.08 PM

 

“No hay lugar en el mundo en que un hombre pueda sentirse más contento que en un estadio de fútbol”

Albert Camus.

TEXTO CURATORIAL DE RENÉ PONCE

El futbol primordialmente es alegría, no obstante el Rey de los deportes no ha sabido lidiar con las pasiones extremas de nacionalismo y racismo que suponen el defender una camiseta. Debido a su grandeza, el futbol ha desbordado sus propias bandas, llegando a pasiones que alcanzan la religiosidad, haciendo de las hinchadas púlpitos de fe. A esa altura del partido, las divinidades saltan a la cancha, remontando resultados, desviando balones, prolongando el inexorable paso del tiempo hacia el infinito.

Jair Piguave, un joven artista ecuatoriano, ha convertido su pasión por la pelota en motivo y metáfora de sus obras. Descubriendo que, más allá de la masa irracional y sediciosa que pudiera ser el futbol, existe una estructura rica en imágenes y sonoridades: el fútbol es polifónico, irrepetible y está orquestado por eventos épicos, dramáticos, trágicos, mágicos y cómicos que se liberan de las gestualidades del juego.

En su primera muestra individual denominada Dribling, Jair se despoja del aficionado prototípico, que solo espera el triunfo de su equipo, para dar paso a la faceta lúdica del artista que, independientemente de las pulsiones emocionales y de miradas neutras, remueve implicaciones sociales y culturales que trascienden las propias reglas del juego.

Dribling se compone de 6 videos y una instalación: el video, por tratarse de un medio que manipula la narrativa, el tiempo y el espacio, se vuelve recurso protagónico dentro de la muestra. Esto permite que, de manera especial, Jair pueda controlar por medio de la reproducción, la pausa, la repetición y la cámara lenta, el incalculable flujo de probabilidades, acontecimientos y emociones que operan dentro y fuera del terreno de juego.

Una exposición de arte sobre fútbol no debe involucrar necesariamente al juego como un espectáculo afirmativo, ni legitimar al estadio como el verdadero y único lugar del futbol, pues este suele estar donde está la pelota.

SONY DSC

SONY DSC

SONY DSC

SONY DSC

SONY DSC

SONY DSC  SONY DSC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir la barra de herramientas