PROYECTO PARQUE. Construcciones del recuerdo

On 25 febrero, 2014 by investigacion

Construcciones del recuerdo es un pretexto para acercarnos a la comunidad, con el fin de conocerlos y que nos conozcan, interactuar con ellos y lograr fundar bases para futuros proyectos. Consiste en dibujar un alrededor de 30 casas cercanas al parque, estos dibujos estarán basados en la interpretación que se genere a partir de los recuerdos de los habitantes del sector, sobre cómo era antes el barrio, el parque, las casas, pero sobre todo sus recuerdos íntimos, sus experiencias y anécdotas.

Con la recopilación de los testimonios de las personas y los dibujos como resultado de sus recuerdos; se realizara un libro, como testigo de este proceso. Este libro será publicado y mostrado a las personas del barrio en especial a aquellas que colaboraron en su realización. No se busca finalizar el proyecto con las 30 casas ni cerrar  el libro, todo lo contrario se aspira ampliar la información y hacer partícipe a todos los habitantes de esta zona de Guayaquil, éste será sólo una prueba de la interacción que se puede lograr con la comunidad. 

Conceptualizado por: Ruth Cruz.

Colaboradores: Nikita Felix, Eniff Bayas, Juan Carlos Castro, Boris Saltos,

El proyecto ha terminado esta primera fase.  Será continuado por los alumnos del ITAE , bajo la coordinación del  Departamento de Vínculo con la Comunidad. 

 

Captura de pantalla 2014-02-25 a las 14.03.35

El proyecto está pensado como un pretexto que nos acerque a la comunidad aledaña al parque, ser el vínculo que genere nuevas posibilidades de interacción con la comunidad e intercambio de saberes. Conocer la historia de los barrios y sus ciudadanos y reconocernos entre ellos.

Es necesario crear un ambiente de comunicación, realizar los primeros contactos intencionados que se conviertan en las bases de futuros proyectos. Sin este primer paso no es posible conocer el potencial de futuras actividades de intercambio. 

Al limitarnos a  creer que los únicos beneficiaros es la comunidad, sin reconocernos como parte de ellos, estamos desvinculándonos y alejándonos de la idea principal del proyecto que es; el generar lazos de confianza, interacción, o en otras palabras: conocernos.

Sin embargo podemos escribir sobre los sectores en los que pensamos iniciar  el proyecto. Las viviendas seleccionadas tienen como requisito:

1. Ser cercanas al parque

2. Habitadas

3. Principalmente aquellas que se empleen como talleres o negocios.

 

Bravo Lorenti

 

 

Bravo Lorenti

Pio Montufar 2417 entre Portete y Venezuela

Yo he vivido aquí más o menos 40 años, la casa sigue siendo la misma, lo único que se le cambió fue los pilares que eran de madera y se hicieron de cemento, la casa era construcción mixta.

Fue mi esposo quien compró esta casa, recuerdo que esto era como un suburbio, ahí era el Jockey donde estaban los caballos.

Las calles no eran pavimentadas, esto  era pura piedra, recién hace más o menos unos veinte años lo pavimentaron.

En el parque era el Jockey Club, ahí hacían carreras de caballos, para mí eso no era parque, ¡era un mierdero eso! después de eso estuvo abandonado mucho tiempo y se hizo como pantano.

Por aquí el barrio siempre ha sido muy  tranquilo, recuerdo que siempre se organizaban fiestas para el 25 de julio y también las fiestitas de navidad que se organizaban para los niños.

Aquí los vecinos  siempre hemos sido bien unidos, todos nos llevamos muy bien, aquí usted no ve peleas  ni nada de eso, antes sí, antes era malo esto, como quien dice zona. ¡Había fumones y rateros, que daba miedo!

Otra cosa que recuerdo es la piscina, yo llevaba a mi hija de 5 añitos a aprender a nadar ahí, ella tiene ahora 42 años, ósea que más o menos la piscina tendrá unos 35 años desde que la hicieron.

 Diana Bardellini

Diana Bardellini

Pio Montufar 2407 entre Portete y Venezuela

Mi familia lleva más de 45 años viviendo aquí, esta casa era de mis padres, la casa antes era de construcción mixta, se ha ido haciendo modificaciones con el paso del tiempo. Llegamos a vivir aquí porque alcanzó la plata para comprar aquí porque por este sector las casas eran más baratas, las calles eran sin pavimentar, era puro monte crecido, las calles  Venezuela y Pio Montufar hasta la Portete, todas eran puro monte.

Yo  vine a vivir acá ya graduada del colegio. Mis padres compraron aquí. Lo que más recuerdo del barrio es que se hacían fiestas para el 25 de julio, para navidad, hacían los palos encebado, también organizaban coronación de reinas. Entre los vecinos hacíamos nacimientos vivientes. Allí en la esquina (Portete y Pio Montufar, me acuerdo que) se armaba un arbolito y los vecinos se amanecían ahí.  Todo era  muy bonito.

El sector era más tranquilo, no había tantos ladrones como hay ahora, en esa época el estadio era de madera, hasta que poco a poco ya lo fueron remodelando, pero así vivamos a lado del estadio Capwell, mi familia es barcelonista.

A nosotros no nos molesta la bulla cuando hay partidos, más bien nos gusta, porque se ve movimiento, aunque a veces afuera del estadio es pura pelea, bala, antes no venían tantos policías , pero desde que hubo un muerto ya se ve más seguridad. Cuando es el clásico del astillero ahí vienen más policías.

En mis tiempos no había tanto policía, antes había era la caballería, los policías andaban en caballo.

El parque recuerdo que era como un pantano, ¡era bien feíto! Había unos juegos oxidados. Hubo un tiempo  en que eso era pura selva y peligroso.

Hector Gabriel Orellana

Héctor Gabriel Orellana

Pedro Moncayo 3316 y Venezuela

Recién tenemos viviendo un mes en esta casa, pero anteriormente vivíamos en Argentina y Guaranda que es aquí cerquita por el estadio Emelec y ahí viví prácticamente toda mi vida, la otra casa era mixta dos plantas y antigua, sigue igual.

Hay una historia muy particular del parque, antes de que este tan regenerado como ahora había una estatua de Víctor Emilio Estrada , en la parte de atrás como quien va al colegio que está terminando el parque, la gente comentaba que ahí penaban y que la gente pasaba tarde a la noche y veían a la estatua que se movía o que viraban los ojos, y he conocido gente cercana que si ha pasado por ahí en esa época y decían que era verídico, que a veces la estatua estaba de una forma y cuando pasaban de madrugada estaba de otra. Tiempo después cuando regeneraron el parque ya la quitaron, no sé dónde estará actualmente. Hay una leyenda sobre Víctor Emilio estrada, que dicen que vendió el alma al diablo y ese tipo de cosas. Eso ha de haber sido por los años 80, principio de los 90 más o menos., El parque lo regeneraron ya por el 2000, y ya para ese tiempo no estaba la estatua pero antes de eso la estatua estaba allí. Aquí el barrio es tranquilo, por la otra casa también. Creo que esa es uno de los relatos más particulares que tiene ese parque.

 

Humberto Ochoa

Fanny Pachana y Humberto Ochoa

 Mi nombre es Humberto Ochoa, llevo viviendo en esta casa ya como 50 años, la casa sigue igual, es de hormigón así siempre ha sido. Mi esposa nació y se crió aquí, yo me casé con ella y ella heredó esta casa.

Recuerdo que la calle Venezuela no era pavimentada, las laterales tampoco y al frente había un hipódromo, donde corrían los caballos. Yo tenía 12 años y me  paraba allí a velos correr, había también una tribuna, que después derrumbaron, No era tan aficionado a los caballos, pero me parecía muy bonito y allá donde está el mercado Jockey club estaban las tribunas, después las tumbaron, venia mucha gente era una atracción muy bonita. Así conocí a mi esposa. Después de que regresé de la conscripción venía a ver jugar futbol, la había conocido desde pequeña pero solo en la escuela, pero en ese momento ya la conocí bien y desde entonces estamos juntos, ya tenemos 50 años de casados.

El hipódromo era una atracción.  Pero antes de eso recuerdo que había un estero que venía desde Puerto Lisa. Todavía queda una pequeña laguna allí, eso fue lo que quedó del estero.

Hace 50 años Guayaquil era muy pequeño, Guayaquil llegaba prácticamente por allá por la orilla del rio, el tranvía avanzaba hasta el barrio Cuba. Recuerdo que recorría por Chile y Eloy Alfaro y llegaba hasta el barrio Cuba, allí era estación.

Por el lado de acá avanzaba hasta el Oro, Maracaibo y hasta ahí nomás, Guayaquil era corto. Los bloques no estaban aún, eso era pampa y para el Oeste por la calle 17 hasta ahí llegaban los carros de línea. En ese tiempo no había Guasmo, eso vino después. El cambio del parque empieza en los años cuando Roldós gana la presidencia, entonces mando a cerrar este parque, y a poner verjas. Y en uno de los gobiernos de Velazco Ibarra construye el centro cívico, unos mexicanos hicieron ese trabajo. Antes de eso esto estuvo abandonado, esto era una selva también. Todo fue rellenado con basura, excavaban y rellenaban con basura, pero dejaron mucho tiempo abandonado y esto se hizo una selva prácticamente, ahí hasta violaban. Antes de eso, yo salí del cuartel en el año 62, entonces ahí habían canchas de la liga Salem, ahí jugaban futbol, pero algo pasó y se abandonó, y ahí fue que después del relleno de basura quedo abandonado esto, era monte y allí metían a las chicas a violarlas. De ahí salieron unos jugadores, Chalen, Mina.

Cuando el Banco del Central  tomo posesión de esto, a nosotros nos quisieron expropiar de las casas, quisieran comprarlas para construir los bloques alrededor de todo el parque, pero los vecinos se unieron y lucharon, y con la ayuda de Abdón calderón que aún estaba vivo, se pudo defender esto.

La seguridad en esos tiempos también era diferente, los ladrones robaban pero no con armas así como ahora, y tampoco se veían tantos asesinatos, en esos tiempos hacían guardia, la gente del barrio les pagaba a alguien y cuidaban, porque en esos tiempos la policía por aquí era escaso, había poca policía, poca vigilancia.

 Noralma Vera Zambrano

Noralma Vera Zambrano

52 años viviendo en el barrio

Pedro Moncayo 3308-B y Venezuela

Yo llevo viviendo 52 años en este sector, esta no es mi casa, es la casa de mi hijo, pero llegue a vivir aquí cuando me uní con mi esposo, él se crió aquí desde pequeño.

El parque no era como está ahora, el parque ha mejorado mucho, lo que no me gusta es que de noche es oscuro, no es tan iluminado como era antes.

Lo que más recuerdo y que más me gustaba era que había unos kioscos alrededor del parque, venían los juegos, la rueda moscovita, los carruseles, los futbolines….eso era hace años, hace unos 25-30 años más o menos.

Yo vivía en toda la esquina, en Quito y Venezuela. Por ahí ahora hay un hotel, eso no había. Recuerdo que era vivienda y alquilaban. La mayoría de la gente que vive por aquí tiene años viviendo aquí.

MILTON  SELLAN VACA

Milton Merced Sellan Vaca

54 AÑOS

Pio Montufar entre Porte y Venezuela 2425

3 años ingeniería civil, no pudo seguir estudiando…

Yo vivo aquí 32 años,  yo alquilo la casa. A la vuelta de la gasolinera. Las casas del barrio antes eran la mayoría de madera, algunas de caña. Yo me acuerdo ahí donde están los bloques era la hípica, era el hipódromo, donde corrían los caballos, en la placita ahí quedaban las oficinas del jockey club.  Aquí era una pampa inmensa, yo tenía 10 años ahí íbamos a alzar las cometas, se vivía un clima bien bonito en esa época, me bañaba en el estero, la laguna que está ahí es lo que quedo del estero, había un puentecito allí donde iban los novios a besarse y hacer otras cosas más, vaya usted a saber, eso era normal, abajo del puentecito. Pero era bonito porque no había tanta maldad y problemas como hoy en día, yo recuerdo que iba con mi novia, nadie se metía con nadie, cada cual con su pareja, se la pasaba muy bonito. Habían unos árboles que daban con la calle El Oro, aún están…

Yo le cuento a mi actual esposa que yo solía irme a recostar en los arboles con una novia que tenía, esos árboles eran finitos, ahora yo veo los mismos arboles están grandotes y gruesos. La gente iba a pasar su momento feliz ahí.

De allí salieron algunos buenos jugadores, de la liga Salem. Guailupo, Andrés, algunas personas que ya no recuerdo jugaban ahí. La gente del barrio era muy pacífica, antes ahora se ve más rivalidad, hay gente que se ha ido y ha regresado y ahora lo miran a uno sobre los hombros. Las cosas han cambiado.  A mí me gusta el parque, me parece excelente.

ERNESTO MENENDEZ

Ernesto Menéndez

1328 entre Venezuela y Portete

Mis recuerdos del parque son de cómo la gente jugaba futbol, de allí salieron algunos buenos jugadores como Mina y Bolaños, allí jugaba el Equipo Sagrario, recuerdo también la  Liga Salem.

Aquí la mayoría de casas eran de caña o madera, las calles eran pura piedra y monte, por aquí venían corriendo los muchachitos sin zapatos, y otros listos para jugar con sus zapatos de  caucho. Había un gran cerro donde los pelados se tiraban con las bicicletas, hacían como motocross. Y aquí con los del barrio  jugábamos pelota, naipes y con los billuzos Barcelona. La laguna que queda en el centro del parque era originalmente un brazo de estero que llegaba hasta la calle el Oro y donde está el mercado, allí quedaban las oficinas del hipódromo del jockey club, Ahí hacían carreras de caballo y era una atracción para la gente del sector aunque algunos se enojaban por el olor a estiércol.

Recuerdo que allí donde están los bloques del seguro, se hicieron unas excavaciones, ahí se tiraba la gente a nadar, pero también hubo algunos ahogamientos durante las construcciones, seis personas murieron ahogadas ahí.

Yo era un muchacho trabajador, en esos tiempos me iba a los varaderos, por allá por la empacadora nacional, por la universal, me iba a calafatear, eso se hacía con la estopa de coco y la  brea y rellenábamos los huecos de los barcos. Después de trabajar me gustaba venir y disfrutar con los pelados del barrio.

 

 Milton Espinoza

MILTON ESPINOZA

Llevo viviendo 40 años aquí. Esto empieza como un proceso de expansión política de la época del 40-50 que se fue abriendo hacia el sur, estableciéndose la periferia de la ciudad.

Antes aquí era el hipódromo, estaban las caballerizas y donde están actualmente los bloques era las galerías, eso es por las épocas más o menos del 50. Antes del 51 más o menos se cambió el hipódromo hacia el norte. Hubo una modificación magnifica de la ciudad, entonces dentro de su expansión decidieron trasladar el hipódromo que estaba aquí hacia Santa Cecilia, hubo un proceso de migración interna de la ciudad en sectores, como efecto de la explosión demográfica. Todo esto que ven en la ciudad es simplemente efecto de las migraciones e inmigraciones que fueron estableciendo las periferias. Esos espacios que se fueron abriendo se tornaron en problema de orden administrativo para la  municipalidad entonces como no hubo planificación, ¡tristemente jamás hubo una planificación expansiva desde el punto de vista urbanístico! entonces hubo una anarquía… Esa anarquía que usted la ve en la periferia del norte, la hubo también aquí por problema de índole de falta de administración urbanística y mezclado con problemas políticos. ¡Esa historia que la vemos ahora, ya la hubo aquí! ¡Todos estos sectores son efecto de eso!. Entonces, esto era pantano, la ciudad venía hasta la avenida Olmedo más o menos y por efecto de las migraciones se fue abriendo al sur y acá al sur se estableció el sector del astillero que tiene una importancia histórica, el sector de la avenida cuba. Estamos hablando de la década del 50 – 51, se decidió cambiar el hipódromo.

En la ciudad se habían establecido espacios exclusivos para personas que tenían poder económico producto del poder agroindustrial, eran gente de clase pudiente primero, el barrio Cuba era igualmente de gente más o menos acomodada, y este era más popular, producto de las migraciones y las invasiones. ¡Esto era lodo! del 50 al 60 las calles aun eran de tierra, para la época del 60 al 70 recién comenzaron a lastrar las calles, se establecieron las calles y fueron mejoradas desde el punto de vista ambiental y de servicio. El hipódromo pasó a Sta. Cecilia al norte, allá se estableció otro foco de migración de la gente que vivía acá en centenario porque surgió los nuevos comerciantes que tenían  plata, los contrabandistas de las distribuidoras de la bahía, ya no les gustó acá y fueron a construir ahí, migraron hacia el norte y se estableció otra zona de importancia, otra zona de desarrollo que se llamó Los Ceibos Sta. Cecilia y allá se estableció el hipódromo, luego despareció el hipódromo, quedó un espacio, un área allí, y los gobiernos de la época, la administración municipal desarrollaron luego un proyecto de parque forestal, ese proyecto de parque forestal era muy bonito, un espacio con una laguna… fue muy bonito al principio… pero como no hubo mantenimiento, hubo administraciones que no agregaron valor a la ciudad sino al revés, se descuidaron y se convirtió en un botadero de basura. Lo que recuerdo, cuando éramos estudiantes, es que mientras era bonito el parque siempre cuando estudiábamos para preparar  los exámenes trimestrales en los colegios, nos preparábamos grupos de alumnos, nos juntábamos y veníamos juntos al parque o en su defecto al cerro del Carmen, ¡eso era tradición! Eso hacíamos me acuerdo desde que estábamos en tercero hasta  sexto curso,

Íbamos al cerro,  arriba y nunca se miraba para atrás, porque la ciudad era para adelante… atrás era preciosa, para atrás era la sabana, pero solamente veíamos por atrás lo que era el estadio de practica de Barcelona y el Lorenzo Ponce, la atarazana todavía no estaba… ¡Era una belleza de sabana!. Los barcos de la ciudad estaban ahí, había un movimiento fluvial-comercial de Guayaquil que era hermosísimo, había un fervor de barcos y lanchas de motor a lo largo del malecón. Entonces veíamos para acá para el sur y cuando ya no podíamos nos veníamos al parque forestal pero después cambió… Los colegios se trasladaron al norte, fue alterándose el sistema de educación y fueron abandonando el parque también, los estudiantes ya no venían acá porque llego un momento que la inseguridad también ya no lo permitía.

Luego de eso en la administración de Roldós se asumió un compromiso de campaña, transformar ese parque en algo más digno de esta ciudad; Se proyectó y de ahí vino el nuevo parque, que después pasó un tiempo a estar bajo administración del banco central. Sin embargo se construyó la famosa obra de arte de la independencia de Guayasamín, y luego se hizo el teatro, pero la verdad no hubo mucho funcionamiento… Y jamás fue socializado con los que vivíamos acá, igual que ahora: Toda actividad cultural que se realiza deberían invitar a todos los del barrio. Vienen de otros lados pero con el entorno son indiferentes. Así era antes….

Entonces decía que, vino Roldós e hizo el parque, luego para el campeonato nacional de natación se hicieron las piscinas, ¡quedó muy lindo!, pero después quedó en standbye. A partir de la regeneración que hizo Nebot y lo que hizo en primera instancia Don Febres Cordero, hubo un cambio extraordinario, Le dio una nueva forma, otra vistosidad y un valor agregado a la autoestima de la ciudad, pero sólo para verlo… para estar ahí… de repente estar ahí… porque ya en las funciones y eventos nadie participa. Bueno, ahora está en manos del estado, tiene otro nombre, eso tiene que ver con una cuestión de orden político pero bueno, sé que ahora están desarrollando la visión cultural que es muy importante y el proyecto que tienen con la universidad de las artes, ese es el complemento y ahí si yo veo un cambio y aunque ya no está hecho para nosotros, pero sí para las nuevas generaciones. Para mí eso es extraordinario.

 SORALLA MORAN

SORAYA MORAN

52 años

Llevo viviendo aquí toda mi vida, muchas cosas han cambiado el barrio y el parque eran totalmente diferente, las casas eran en su mayoría de construcción mixta, entre madera y cemento, y ya poco a poco la gente las ha ido cambiando.

Antes el parque era como monte, como una selva nada más, después cambió a ser un lugar de carreras de caballo, un hipódromo, y ya con el tiempo quedo abandonado, lo usaron para campo de béisbol y de ahí poco a poco a lo que es ahora. Eso estuvo durante un tiempo botado, como un terreno baldío nada más, eran como canchas donde la gente iba a jugar. También había una laguna, la gente iba allí, recuerdo que había mucho monte  y mosquitos. Yo casi nunca iba pero si sé que había gente que iba allá a la laguna, iba la gente a bañarse ahí, en ese tiempo estaba más limpia, pero luego se contaminó y ahora ya veo que la tienen nuevamente cuidada. Esa laguna no es artificial, es natural, era parte de un estero que había antes,  solo que se fue contaminando con el tiempo, pero ahora meten unas máquinas y las mantienen limpias, tengo entendido que las limpian con unos aparatos. El barrio antes era más tranquilo, la gente salía a jugar, casi todos nos conocíamos, ahora hay mucha gente nueva, hay que tener más cuidado. Ya no se puede hacer amistad con cualquiera…

Aquí se jugaba de todo, recuerdo que de niños jugábamos al vale, corríamos de un lado al otro y el que llegaba primero ése ganaba, también andábamos en bicicletas, armábamos equipo y dizque jugábamos béisbol, con los vecinos hacíamos pelotas de trapo y con un palo jugábamos béisbol. Nos divertíamos mucho.

 

portada 2  

 

Sobre el Proceso  

Apuntes, Ruth Cruz: No se puede pretender solucionar un problema sino se lo conoce.

Ese fue mi primer pensamiento cuando se solicitó un proyecto, la duda y la incertidumbre.

El proyecto Construcciones del Recuerdo, ha sido en si una obra que no termina de edificarse que a cada paso se ha ido remodelando, acomodando a las circunstancias, estas cosas que no se pueden prever con exactitud.  La experiencia sin duda es invalorable, cada proceso indica algo, nos deja algo. Al realizar el primer acercamiento, (entrega de volantes) no sabíamos como realizarlo, en un principio fue muy atropellado, luego sentimos mas confianza y las palabras fueron fluyendo y las personas se mostraron amables e interesadas.

En una segunda  instancia (las entrevistas) ya habíamos concordado con algunas personas con su colaboración en el proyecto. Realizábamos preguntas básicas; como sus nombres, dirección exacta, tiempo residiendo en el sector, luego abordábamos sus recuerdos generales del parque, hasta llegar a sus experiencias personales, estas dos últimas fueron las más importantes y en las que hemos tratado de enfocarnos para hacer los dibujos.

Estos procesos en los que hemos tenido contacto cercano con la comunidad me han llenado de satisfacción, más allá de un resultado físico como muestra del trabajo que se ha llevado acabo, queda; el saludo, la confianza, los recuerdos que ya pasan a formar parte de mis recuerdos, aunque no se puedan plasmar de manera literal ya hacen parte de mi imaginario de lo que fue el parque y su contexto en diferentes épocas.

 

48

Apuntes, Eniff Bayas: En lo personal siento que este proyecto nos ha acercado de manera más dinámica al parque y a la gente de sus alrededores. Desde el inicio del proyecto; las entrevistas previas de observación, nos facilitaron información relevante que nos sirvió para conocer lo que la gente siente respecto al parque, sus usos y necesidades. De igual manera el proceso de selección de las casas y de los habitantes en sí, no fue una selección fortuita sino más bien tratamos de seleccionar aquellas personas que por su edad y su antigüedad como habitantes de cada barrio, nos pudiesen aportar con mayor cantidad de datos. Al término de cada entrevista realizada, teníamos algún nuevo dato que nos resultaba interesante. Estos relatos cuentan la historia de cómo se creó el barrio, como evolucionó el parque, y por ende como influenció en la vida de sus habitantes.

3

2

Apuntes, Boris Saltos: A partir de este ejercicio   he  podido identificar diferentes  maneras  de acercarse  a la comunidad que  habita a los alrededores del parque, mas allá de haberme sido rico dentro de los parámetros del ejercicio  me pareció mas agradable la familiaridad con la que nos aceptaron los moradores al saber que estábamos ahí para escuchar su pequeña versión de la historia

111

Apuntes, Nikita Felix: De las personas que se lograron entrevistas se lograron sacar datos interesantes sobre la historia de este sector y el desarrollo que se ha dado a lo largo del pasar de los años, lo que más me intereso es que todos concordaban con la seguridad del sector, hace unos 20 a 30 años las familias podrían salir sin temor y los niños se encontraban jugando en diversas zonas del sector, hoy en día existe demasiado recelo al salir por causa del número de delincuentes en aumento

15

 

13

Apuntes, Juan Carlos Castro: La experiencia de haber trabajado en este proyecto fue muy satisfactoria, aprendimos mucho, desde la historia contada por los libros a las anécdotas e historias contadas por los entrevistados, cambia mucho en muchos aspectos ya que una cosa es investigar y contar y otra es haberla vivido y hablarla desde la experiencia de ellos que vienen viendo el cambio desde su infancia hasta la actualidad. Hay mucha información aun por recolectar, se puede sacar un gran trabajo de esto si nos dedicamos a conversar con todas las personas que viven en los alrededores del parque y barrios aledaños

       

166

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

 

Trackbacks & Pings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir la barra de herramientas